© 2017 Olson Joseph Todos los derechos reservados.

Sitio creado por Digital Business Intelligence México

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black SoundCloud Icon
Please reload

Entradas recientes

Incertidumbres y el Estudio de la Improvisación en Jazz (Parte II)

July 3, 2017

1/2
Please reload

Entradas destacadas

Incertidumbres y el estudio de la improvisación en Jazz (Parte I)

June 7, 2017

“Andábamos sin buscarnos, pero andábamos para encontrarnos”.

Julio Cortázar.

 

Improvisar es una actividad cotidiana del ser humano, por ello, es parte de la incertidumbre que lo caracteriza. Se puede planear un día, un evento con sumos detalles y tener todas las actividades minuciosamente calculadas; sin embargo, la materialización de este plan meticulosamente elaborado deja un lugar extenso para la improvisación, puesto que  es imposible adivinar, inducir y mucho menos deducir el comportamiento futuro del ser humano. Por otra parte, se puede bogar por la vida y dejarse llevar por el curso de las circunstancias, habiendo incertidumbre.

Los casos mencionados anteriormente describen dos tipos de personas, dos formas de relación con el manejo del tiempo y de los eventos del vivir diario. En ambos casos, la vida no se detiene y el mayor elemento de diferenciación es el factor riesgo. ¿Cuánto se está arriesgando en la adopción de una u otra forma de abordar la vida? Lo mismo pasa en el estudio de la improvisación.

Considerando la cantidad de variables que pululan en la actividad del improvisador en la música de jazz, se hace constar que se trata de un fenómeno complejo. Cabe mencionar que la complejidad no reside en la ejecución de un solo, sino en el proceso que conduce a la asimilación de los conocimientos, y la práctica de las habilidades musicales necesarias para asentar el fuste, de tal manera que con el viaje entre acordes dentro de una armonía quizá no muy evidente, se logre un discurso musicalmente coherente y equilibrado. De ahí el contraste en el fenómeno musical.

 

 

La complejidad en el estudio de la improvisación

El estudiante de  improvisación en jazz, necesita trabajar un sistema de oposición entre diversos elementos dentro de una misma noción (grave-agudo, forte-piano, largo-corto, sonido-silencio) todo es contraste. El estudio mismo de este modelo implica una investigación sobre las diferentes maneras de combinar las opciones de producción de sonidos, para posteriormente  reunirlos en un solo discurso. El trabajo del estudiante improvisador puede compararse al de un piloto de aviación. Antes del viaje, estudia la ruta aérea, sabiendo la existencia de innumerables elementos completamente impredecibles  que entran en juego, ergo, al momento de estudiar la ruta, el piloto integra estas situaciones. No obstante, considerando su carácter impredecible, no hay una preparación exacta para enfrentar las circunstancias adversas,  manifestándose así nuevamente la incertidumbre.

(...a seguir)

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square